9 alimentos que debes dejar de comprar ahora (y cómo sustituirlos)

Mi Calificación
Sus Calificaciones
[Total: 1 Promedio: 2]

Bien sabemos que la industria de los alimentos está muy viciada y que muchas de las comidas que ingerimos no son exactamente las mejores para nuestra salud. Uno de los alimentos que está presente en casi todas las comidas es el azúcar la cual, según una investigación de Nutrición Sin Más, contribuye a la obesidad, la diabetes tipo 2, las enfermedades cardíacas, el cáncer y la caries dental.

Así que nunca es tarde para cambiar nuestro estilo de vida, empezando por la alimentación, porque, como siempre digo, una buena salud no se trata solo de ir al médico, sino de cuidar todos los aspectos de tu vida, y uno de los más importantes es lo que ingresamos en nuestro cuerpo cada día.

Por esta razón, debemos tener mucho cuidado con nuestra alimentación, porque muchas veces lo que creemos que estamos consumiendo no es para nada eso. Para conocer más sobre esto, puedes visitar este artículo sobre las 11 peores mentiras de la industria alimentaria en Nutrición Sin Más. ¡Quedarás con la boca abierta!

Sin embargo, hoy te traigo una lista útil sobre los alimentos que probablemente estás comprando y por qué son malos para tu salud, además de la mejor opción para sustituirlos. ¡Sigue leyendo!

  1. Pollo asado en lugar de embutidos

Los embutidos son unos de los peores “alimentos” que estás llevando a tu organismo. Están llenos de aditivos, sal, colorantes y son carnes procesadas, lo que los convierten en pésimos para tu salud.

En su lugar, compra pollo rostizado, que es delicioso y por lo general es más económico, además de ser muchísimas veces mejor para tu salud.

Puedes quitarle la piel para evitar extra sodio y grasas saturadas, y rebanarlo para comer con sándwiches, verduras o para lo que prefieras.

 

  1. Salsa de verduras en lugar de dip de queso

Los dips de queso o queso fundido por lo general están llenos de grasa, colorante, sal y muchos otros elementos que no le hacen nada bien a tu cuerpo. En su lugar, puedes comprar salsa para pasta o nachos, que está hecha de vegetales y es sencillamente deliciosa. También puedes hacerla tú mismo porque es muy fácil. El guacamole es otra opción muy saludable.

 

  1. Hummus en lugar de dip crema agria

Hay muchas formas de comer vegetales crudos, como acompañándolos de un cremoso dip. Hay muchas opciones, pero una de las mejores (tanto por su sabor como por sus propiedades) es el hummus o crema de garbanzos. Es siempre recomendable hacerlo en casa, porque las versiones empaquetadas suelen tener mucha sal y conservantes.

 

  1. Yogurt natural en lugar de uno con sabor

Por lo general, los yogures saborizados (esos de fresa, durazno, etc.) contienen una cantidad exorbitante, a veces más que un helado. Por eso, opta por yogurt natural, pues tiene un alto contenido de probióticos, proteína y calcio. Puedes endulzarlo agregando frutas frescas y licuándolo, agregando miel y hasta una cucharada de mermelada.

Otra opción es sustituir la mayonesa y la crema agria por este lácteo.

 

  1. Palomitas, no bolitas de queso

Las bolitas de queso (o cualquier otro snack empacado) están llenos de colorantes, saborizantes artificiales, sal y grasa. Por otro lado, las palomitas de maíz están hechas de grano entero y ofrecen fibra. Por supuesto, sin mantequilla ni queso, y mucho menos las caramelizadas. Mejor quédate con las naturales y las puedes aderezar con tu especia favorita.

 

  1. Repollo rallado, no lechuga

Aunque la lechuga no es mala, el repollo trae muchos más beneficios, como vitamina C y los mismos fitoquímicos que previenen el cáncer que se encuentran en el brócoli y la col rizada.

 

  1. Atún ligero en aceite, no atún blanco en agua

Cuando el atún se encuentra en aceite, retiene mejor sus nutrientes que cuando se encuentra en agua. Es una excelente fuente de vitaminas D, K y algunas B. Además, como es un pez más pequeño, contiene menos mercurio.

 

  1. Huevos enteros, no solo las claras

Los huevos están llenos de proteínas de alta calidad y un montón de nutrientes. Las claras tienen proteína, pero casi ningún nutriente.

 

  1. Soda con sabor en lugar de refresco

La soda con sabor no contiene calorías y generalmente obtiene su sabor de frutas naturales. También la puedes hacer en casa a tu gusto. A su vez, los refrescos tienen una infinidad de perjuicios para tu salud, así que lo mejor que puedes hacer es disminuir su consumo.

Edith Gomez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una miradacreativa al pequeño mundo en el que vivimos.Twitter: @edigomben

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MENU
free web hit counter