Milanesa de Pollo

Milanesa de Pollo – Pollo Empanizado

Mi Calificación
Sus Calificaciones
[Total: 4 Promedio: 3.5]

Existen tantísimas recetas de Milanesas en todo el internet, pero de seguro que ninguna es como la nuestra, la caserita y bien Salvadoreña. Además de las próximas que voy a publicar: de Carne, de Pescado, etc.

Su nombre proviene de la ciudad italiana de Milán. Desde fines del siglo XIX (19) es una comida típica de la cocina Argentina, Boliviana, Chilena, Paraguaya, Mexicana y Uruguaya.

Y sin más entretenerlos con tanto bla bla, vamos a la receta completa:

INGREDIENTES:

  • 2 Pechugas grandes de pollo (sin hueso)
  • 2 Huevos
  • 1 taza y media de migas de pan o empanizador preparado
  • Consomé de Pollo en polvo
  • Sal de ajo
  • Pimienta al gusto
  • Mostaza al gusto
  • Suficiente aceite vegetal

Empezamos por lavar el pollo, y luego rebanamos cada una de las pechuchas (sin hueso) en delgados filetes. Normalmente salen de 3 a 4 filetes por cada pechuga.

Procedemos a condimentar un poco estos filetes agregándoles mostaza al gusto (poquita), consomé de pollo en polvo (muy poco) y eso es todo a menos que quisiera agregar un poquitito de Salsa Inglesa. Recuerde que las cantidades dependen de su gusto, pero yo les recomiendo que sean un sazonado leve ya que luego condimentaremos las migas de pan también.

En un plato plano y grande, colocamos las migas de pan las cuales puede preparar usted mismo utilizando pan francés de uno o dos días anteriores, es decir, pan viejo y tostado. Pero si compra los preparados o empanizadores, yo le recomendaría utilizar los que vienen SIN condimentos previos. De esa forma, usted puede condimentarlos a su gusto y sin dejarlos demasiados saturados. De todos modos, los filetes de pollo que preparamos anteriormente, ya están medianamente condimentados.

A las migas de pan les puede agregar consomé de pollo en polvo (considerando que ya los filetes tienen este condimento, solo va a necesitar complementar), sal de ajo (no mucho – pero si logra conseguir «ajo en polvo» que no contenga sal, mucho mejor), pimienta al gusto y nada más.

Seguidamente, batimos con un tenedor los 2 huevos en un plato hondo (bowl) hasta que quede bien revuelto- no es necesario utilizar batidora eléctrica.

Ahora ya estamos listos para empezar a armar nuestras ricas Milanesas, pero primero, ponemos a calentar suficiente aceite vegetal en una cacerola honda. Mientras tanto nos ponemos con el pollo…

Con un tenedor, tomamos uno de los filetes y lo sumergimos en el huevo batido, y escurrimos. Inmediatamente lo colocamos sobre las migas de pan para que se peguen bien, y si tenemos suficiente espacio, con la manos vamos tomando un poco más de migas para colocarlas encima del filete para cubrirlo perfectamente por ambos lados. Presionamos contra el plato, damos vuelta y nos aseguramos que cada lado del filete esté cubierto de empanizador (migas de pan condimentado).

Si el aceite aún no está bien caliente, colocamos el filete pre-empanizado aparte y continuamos con el siguiente hasta terminar con todos.

Una vez el aceite esté realmente caliente, vamos colocando la cantidad de filetes que nos quepan y bajamos la temperatura un poco para que no se les queme el empanizado y mas bien se cocinen perfectamente por dentro y fuera.

Los vamos colocando el otro plato cubierto por servilletas para que absorvan el ecxeso de aceite, y ya luego las vamos sirviendo con su delicioso Arroz, ensalada fresca, o verduras al vapor y por supuesto sus tortillas recién hechas. Es una verdadera delicia y a los niños les fascina, especialmente si les pone limón jajaja es el platillo favorito de mi pequeño nieto.

Avatar

Celina

Soy una apasionada de la Cocina Salvadoreña y nuestras costumbres. Es por eso que he creado este y otros sitios para promover la cultura general de mi querido El Salvador.

Ver todas las entradas de Celina →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.